Sistema Lazos - Sistema Lazos

Sistema Lazos

El programa Lazos contempla la ejecución de tres componentes y un mecanismo de ingreso al sistema, siendo estos:

a) Detección Temprana (EDT), evaluación psicosocial (Instrumento ASSET)

 La función de este componente es oficiar como puerta de entrada del conjunto de casos que son informados a los Municipios por Carabineros de Chile (convenios 24 horas), de los niños, niñas y adolescentes ingresados a las Comisarías y otras derivaciones de la red de infancia local por infracción de ley o conductas transgresoras (no ingresan quienes hayan cometido delitos graves o crímenes). La finalidad es detectar los perfiles de riesgo socio-delictuales mediante la aplicación de un instrumento de origen británico llamado ASSET, que evalúa factores de riesgo socio-delictual y, en función de los resultados obtenidos, la derivación correspondiente al programa de intervención atingente al nivel de riesgo (bajo, medio y alto).

b) Programas de intervención del sistema Lazos

i. Componente 1: Triple P

Modelo de intervención universal para la promoción de la parentalidad positiva.

Componente considerado para el nivel de bajo de riesgo y promoción universal. Triple P es un programa para la crianza positiva de los niños, que permite elegir cómo desarrollar el rol de padre o de madre. El programa  provee una serie de estrategias y de ideas. Sin embargo, el padre o madre elige las estrategias que necesita y cómo quiere utilizarlas. El propósito es que el programa se adapte a sus necesidades.

Las tres P’s de Triple P significan “Programa de Parentalidad Positiva,”  lo que puede hacer que la vida familiar sea mucho más entretenida. Triple P  ayuda a:

  • Criar niños más felices y seguros
  • Manejar la mala conducta para que todos los integrantes de la familia disfruten más de la vida
  • Estimular la conducta que es de su agrado
  • Cuidar de sí mismo como padre o madre
  • Confiar en que lo que está haciendo es lo correcto

Como todas las familias son distintas, Triple P proporciona diversas formas para participar en este programa de crianza positiva.

ii. Componente 2: Familias Unidas

fu-lazos

Componente considerado para el nivel de mediano riesgo, Familias Unidas es un programa de intervención familiar que ha sido desarrollado por la Universidad de Miami e implementado en diferentes comunidades hispanoparlantes de Estados Unidos y Ecuador como un modelo de prevención de comportamientos problemáticos en adolescentes, tales como el uso de cigarrillos, alcohol y drogas y comportamientos sexuales riesgosos (Prado, 2013).

Para lograr sus resultados, Familias Unidas interviene mejorando el funcionamiento familiar de participantes, tal como se observa en el resumen de su Teoría de Cambio:

En la práctica, Familias Unidas es un programa que consiste en 12 sesiones con frecuencia semanal. Se realizan 8 sesiones grupales, donde participan los padres y cuidadores en conjunto a una dupla de facilitadores, y 4 sesiones en las que se practican las habilidades y técnicas aprendidas en las sesiones grupales,  y en donde participa cada familia acompañada por uno de los facilitadores de la dupla.

iii. Componente 3: Terapia Multisistémica

mst-lazos

Es el componente de tratamiento intensivo (alto riesgo) que aborda de manera integral los problemas conductuales asociados a transgresiones, factores de riesgo de reincidencia delictual e integración social de niños, niñas y jóvenes entre 10 y 17 años y 11 meses que presentan los más altos perfiles de riesgo socio-delictual. La atención se estructura en una modalidad 24 / 7, es decir, las 24 horas del día, los 7 días de la semana y se realiza en el hogar de las familias atendidas o en los contextos en los cuales se desenvuelven (escuelas, consultorios, familia extensa, entre otros).

La implementación de este modelo en Chile se enmarca en el Convenio de Licenciamiento y contrato suscrito entre MST Services y la Subsecretaría de Prevención del Delito. Su ejecución constituye una innovación en cuanto a intensidad y calidad de intervención psicosocial en América Latina. El modelo, originario de la Universidad de Carolina del Sur (EE.UU.),  es implementado en 14 países a nivel mundial, siendo Chile el único país latinoamericano y de habla no inglesa que cuenta con el programa.