Sistema Lazos

Menú Principal
05 FEBRERO de 2016/SANTIAGO
Alcalde de Recoleta, Daniel Jadue estrecha su mano con un niño el Jardín Infantil Santa Mónica, Avda. Guanaco, donde se desarrolla programa de atención de verano de la Junji con énfasis a niños y niñas de madres trabajadoras.
FOTO:PABLO ROJAS MADARIAGA/AGENCIAUNO
29 de noviembre de 2019

Enseñar la resiliencia emocional en niños y niñas es fundamental para ayudarles en momentos de estrés

Existe consenso de que la crianza es una tarea compleja a veces y que el contexto en que esta se desarrolla influye en la relación y emociones de los niños y niñas.  Estos, no son ajenos a percibir la contingencia que está viviendo el país, y sobre todo a observar las reacciones de sus adultos significativos.

Frente a diversos acontecimientos estresantes de la vida, es normal que algunos niños y niñas sientan angustia y reacciones de diferentes maneras, donde “todas las emociones nos envían mensajes de lo que nos ocurre internamente”, explicó César Aranda, Coordinador del Componente Triple P del Sistema Lazos de la Subsecretaría de Prevención del Delito en el marco del Seminario “Criar Niños y niñas resilientes: acompañarlos en situaciones de crisis”.

El profesional recuerda que los adultos somos un espejo o modelo para nuestros niños y niñas. “Miran a los adultos para entender lo que está pasando y para aprender sobre cómo reaccionar y expresarse frente a esto, por lo que cabe preguntarse: ¿Qué están aprendiendo hoy en día los niños y niñas de nosotros?”.

Para el programa de parentalidad positiva Triple P que el Sistema Lazos implementa en varias comunas del país, para la prevención temprana de niños, niñas y jóvenes y sus familias, enseñar a desarrollar habilidades resilientes en los hijos e hijas es de gran utilidad para ayudarles a afrontar situaciones de estrés con mayor entereza y superación en sus vidas. En este orden, destaca la resiliencia emocional o la capacidad de reconocer y aceptar los sentimientos, expresarlos en forma adecuada y de afrontar acontecimientos estresantes o complejos.

Recomendaciones para abordar y ayudar a niños y niñas:

  • Aceptar que los altibajos emocionales son normales.
  • Hablar de los sentimientos.
  • Expresar sus propias emociones.
  • Compartir sus emociones de manera apropiada.
  • Preguntarles acerca de lo que creen que está sucediendo, resumir lo que escuche y explicarles con sus palabras.
  • Mantener rutinas y anticipar cambios.
  • No decirles lo que tienen que sentir.
  • Elogiarlos cuando expresen sus emociones de manera adecuada, y felicitarlos por afrontar situaciones difíciles.

Triple P es el primer componente del Sistema Lazos, programa de prevención temprana de la Subsecretaría de Prevención del Delito especializada en materia de prevención y reinserción social para niños, niñas y adolescentes entre 10 y 17 años.

Este componente para la crianza positiva de los niños, permite desarrollar el rol de padre o de madre, con una serie de estrategias y de ideas que los propios cuidadores eligen según sus necesidades y de cómo quieran utilizarlas. El propósito es adaptarse a sus necesidades y brindar un apoyo para quienes están encargados de la crianza.